Pineal Architecture

Crossing Realities

Arthouse Damasco, Syria

"Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos."

siguiente proyecto

de 'El principito', Antoine de Saint-Exupery


Escenografía para un espectáculo de 'body-music' por niños ciegos


No podemos imaginar cómo debe ser vivir en un mundo sin poder mirar. Para nosotros es normal que podemos observar el mundo con nuestros ojos. Niños ciegos viven en otra realidad. Para ellos es normal de no poder ver. ¿Esto plantea la pregunta fundamental: qué es normal en realidad? ¿Somos más normales que otros, sólo porque podemos mirar? Y respectivamente: ¿qué tiene su mundo que nosotros no tenemos? ¿Perdemos quizá hasta algo en nuestro mundo, en el cual nuestros ojos producen una abundancia de imágenes? ¿Éstas nos distraen quizá de cosas esenciales?


La escenografía es parte de una obra de arte completa. Suponemos que no creemos sólo un fondo para la interpretación de niños ciegos, sino nuestro objetivo es de dirigir la atención de público a sus sentidos en general. Es lo que llamamos la fragmentación de los sentidos. Entonces, cuando el auditorio es sensibilizado, la gente está preparada para percibir la pieza – música del cuerpo de los niños ciegos. Y esto se dirigirá a todos sus sentidos.


El acercamiento al diseño de la escenografía es bastante abstracto e intelectual, pero el resultado es completamente sensual y perceptible. Nuestro primer acto es, por medio de un licra enorme, dividir el espacio arquitectónico visible horizontalmente en dos mundos diferentes. Suponer que nuestra imaginación de nuestra relación con los ciegos sea paralela. Levantando algunos puntos del licra hacia el techo creamos con la tela una copia inversa de la arquitectura verdadera en este sitio. El mundo al revés de los arcos del licra comienza a mezclarse con el mundo “normal” de los hermosos arcos de piedra del Arthouse.
Entonces, justo para romper el concepto de estos dos mundos paralelos inversos, por lo visto perfectos, insertamos tres escenarios en diferentes lugares. Estos escenarios bajan al auditorio. Estarán en medio de la gente, rodeada por ella durante el espectáculo. Se crea una mezcla de los mundos paralelos, como la música también quiere romper los límites entre la gente viendo y los que no pueden ver.


El diseño de la escenografía, o instalación espacial, es al final el resultado del cruce de las realidades diferentes – crossing realities.