Pineal Architecture

CUBIT Azucarera Zaragoza

En colaboración con Christian Schmitz

Biblioteca modelo para clientes jóvenes

siguiente proyecto

"No hay ninguna duda en que los libros existirán siempre, pero no está claro qué otras familias de medios les acompañarán."
Rem Koolhaas en referencia al nuevo edificio de la Biblioteca Pública de Seattle que ha diseñado.



"La clásica imagen de una biblioteca sigue siendo la de hileras de estanterías y tranquilas zonas de lectura. Pero para los clientes jóvenes, una biblioteca debería ser también un lugar para la comunicación y el ocio, sin perder su tradicional función de transferencia de conocimiento. Especialmente en tiempos como estos, de variada competencia para el tiempo de ocio, es necesario crear actividades que atraigan a los jóvenes y despierten su interés por una "nueva" biblioteca. Planificar una biblioteca para gente joven significa (en contraste con la percepción tradicional) que los clientes, y no los medios, son el centro de las consideraciones.

El diseño interior especial y el innovador mobiliario crean habitaciones con una clara disposición en las que los visitantes podrán utilizar los medios disponibles de forma individual o conjunta. Los diseños del proyecto no están dominados por estanterías de libros, sino que dichas estanterías conforman el armazón de una estructura de zonas temáticas y crean amplias habitaciones con muchos posibles usos.


En el marco de una antigua fábrica de azúcar de Zaragoza, se han definido nuevas áreas. En el futuro, el edificio albergará un centro cultural en el que la propia biblioteca se materializará por medio de objetos preparados. Esto no afecta a la sustancia del edificio protegido. Las aperturas para ventanas se cubrirán con cristal sin marco para dar al edificio una apariencia de carcasa. En el vestíbulo de entrada, un bloque de azúcar sobredimensionado hace de tablón de anuncios. Desde allí se accede a un espacio multinivel de grandes proporciones. El elemento del cubo hace referencia al antiguo producto de la fábrica, el azúcar, y a los bits de datos de la era digital. En varias localizaciones se han instalado bloques de cajas de cristal con paredes de cristal, techos y suelos de cristal coloreado, a las que los usuarios de la biblioteca pueden acudir a leer, hacer copias o navegar. Esto unifica los conceptos de "arriba" y "abajo"; todas las habitaciones están a la vista y están abiertas, el visitante se puede mover libremente por ellas, como en el ciberespacio. La estructura de cajas está unida a la "torre de medios" por puentes. Los medios están colocados alrededor de un espacio de aire a lo largo de 6 plantas. El piso inferior de la "torre" lo ocupa el vestíbulo de la biblioteca. El espacio de aire entre las estanterías de medios puede verse directamente encima del vestíbulo. Los libros bloquean o permiten el paso de la luz externa al espacio de aire. Si se han prestado muchos libros, el vestíbulo queda inundado de luz. Si las estanterías están llenas, la luz se filtra entre los libros."

Christian Schmitz