Pineal Architecture

jarDNA vertical garden

En colaboración con Bea Goller

Proyecto de intervención en superficies verticales del espacio urbano

siguiente proyecto

Nuestra propuesta sugiere hacer un jardín vertical por módulos, en este caso delante de una medianera en Badalona, cerca de Barcelona.


“Se necesitan espacios verdes, porque la contaminación atmosférica es muy elevada y produce efectos nocivos sobre la salud humana. Necesitamos una nueva piel protectora, que nos suministre O2. Creemos,  que es prioritario centrarnos en este tema, porque si no tenemos  oxígeno, nos moriremos. El incremento de la emisión de gases de los automóviles en los núcleos urbanos e industriales hace buscar soluciones sostenibles para preservar la salud física y mental del individuo. Las plantas generan el O2  necesario para respirar.

Queríamos dar una propuesta más arquitectónica al tema de los jardines verticales y que manifestara mejor el aspecto tridimensional de las piezas, porque las medianeras reflejan el sentido de corte de los edificios. Son como una sección en el edificio. Cuando se ha producido el derrumbe del edificio adyacente y queda la medianera vista, se ven las antiguas trazas de lo que había existido, y, aun cuando no ha existido el edificio contiguo, el espacio de las medianeras no es un plano, sino que se puede desarrollar tridimensionalmente.

También nos gustaba, que fuera como un tejido, amoldable a cualquier superficie vertical. Dimos un repaso a los materiales y nos percatamos, que habría que pasar a un tipo de material más ligero y moldeable, que los materiales utilizados normalmente en arquitectura. El plástico y los ‘composite’ eran los materiales ideales para este proyecto, por su moldeabilidad, su resistencia, su proceso de realización y su coste. El proceso de fabricación de los módulos se pretende basar en la utilización de fibras vegetales prensadas, que al apilarse, transformen esa
pared en una columnata verde. Pueden ir agrupados y no estar ligados a una pared, dependiendo de la altura. Los elementos son básicamente autoportantes, pero necesitan de un arriostramiento y, dependiendo de la altura a la que se quiera llegar, naturalmente un anclaje a alguna superficie vertical. Esta  estructura, que rigidiza las columnas, es como un entramado de finos hilos que se entretejen, resultando el conjunto como un tejido tridimensional. 

La forma de los módulos deriva de la forma helicoidal del ADN de los seres vivientes

El hecho de que aprendamos a cuidar de nuestro entorno, de que las paredes medianeras estén vivas y las tengamos que atender para que sigan viviendo, nos sensibilizará en general acerca de un mundo más sostenible y nos hará sentir pertenecer a una colectividad.

Este jardín vertical mejora el medio ambiente del paisaje urbano : respira mejor, alegra tu vida, embellece tu entorno, experimenta...”

Bea Goller


El módulo básico está compuesto por dos circunferencias de 35 cm de diámetro, con los ejes desplazados 15cm, dando lugar a un cilindro elíptico de 100cm de alto. La construcción se basa en un hexágono. Cada lado se bifurca en dos, creando unas bandas que suben por la superficie del cilindro como una hélice, formando agujeros más o menos grandes, según se necesite. Así, por ejemplo, en 100cm de altura tendremos 30 cm más cerrados, para colocar una bolsa con tierra, luego 30 cm más abiertos para el desarrollo de la planta y finalmente, 30 cm otra vez más cerrados, espacio libre entre plantas. Un anillo de acero ejerce como unión entre módulos y permite la fijación de los módulos de anclaje a la pared o bien, entre ellos, en caso, de que se coloquen dispersados. Este anillo es un hexágono, que permite la colocación del módulo en seis posiciones distintas.
La circunferencia inferior está parcialmente tapada, permitiendo la colocación de la bolsa de tierra. También tiene seis orificios, que posibilitan el paso del sistema de riego y el desagüe en las diferentes posiciones.


Para la exposición de paisajismo‚ ‘Temps de Flors‘, que ocurrió en el espacio público de Girona (Cataluña)‚ algunos prototipos del módulo fueron construidos y se presentaron al público durante una semana.